Muebles Clásicos en Lucena

Muebles Clásicos en Lucena

Mobiliario, desde el comienzo de la civilización la humanidad ha buscado el desarrollo de elementos que faciliten la vida de los individuos en los edificios que han sido erigidos tanto para vivienda como para rituales religiosos, desde las magníficas piezas encontradas en las cámaras ancestrales de las tumbas reales que resguarda el desierto de Egipto, pasando por las piezas árabes hasta llegar a los estilos moderno. Con el pasar de los años el mundo del mobiliario ha ido cambiando al igual que la moda en el vestir y todas las concepciones de comodidad, lujo y estética de las sociedades hasta llegar a lo que es el decorado de interiores hoy en día, una profesión tan amplia como gustos hay en el mundo, y en este sentido llegamos a hablar de muebles clásicos en Lucena.

Como se ha dicho muchas son las tendencias entre las que actualmente puede escogerse al momento de pensar en decorar un ambiente del hogar o la oficina, están las tendencias minimalistas más actuales o los estilos clásicos que, a pesar de los años siguen sin perder vigencia entre el público. Es de este estilo del que hablaremos en esta oportunidad, los muebles clásicos en Lucena se presentan siguiendo las tendencias neoclásicas en las que los muebles son confeccionados utilizando las más exóticas maderas con acabados de primera calidad en conjunto con textiles también de primera; que se actualizan en cuanto a las técnicas de producción pero siempre manteniendo el mismo estilo clásico que ha demostrado durante siglos ser el predilecto por un selecto público.

Por ejemplo, para el decorado y equipamiento de una sala de estar en estilo clásico es perfectamente recomendable colocar un sofá, ya sea tapizado en cuero o tela dura, que posea una estructura un tanto elevada, tanto en el respaldar como en los laterales, además acompañado con mullidos cojines que garantizan una comodidad mucho mayor. Este mueble debe ser acompañado por dos butacas independientes y en el mismo estilo que otorguen simetría al espacio.

muebles clásicos en Lucena

En el centro de todo puede colocarse la típica mesa baja que suele haber en una sala, esta mesa debe mantener el estilo del resto del mobiliario, lo que se logra seleccionando una pieza ya sea redonda o rectangular que sea de estilo ligeramente recargado, con estructura adornadas en arabescos o cualquier otra figura que desee el propietario pero que mantenga el estilo neobarroco propio de este tipo de decoración y mobiliario.

En conjunto con estos muebles, que son los componentes básicos del decorado que debe encontrarse en una sala, puede encontrarse en el estilo de muebles clásicos en Lucena, ya sea principal o en una pequeña sala de estar, la presencia también un sólido mueble de repisas hecho en madera de primera calidad en la que puede haber decoraciones en bajo o alto relieve que hagan juego con el estilo del resto del mobiliario.

Para la ambientación de otros espacios del hogar, por ejemplo el salón comedor, puede seleccionarse entre los muebles clásicos en Lucena, una mesa de comedor de caoba, circular (si es mara un máximo de cuatro personas), o rectangular si las demandas de la familia exigen que sea para seis personas o más. Esta mesa puede presentarse en una madera bien cuidada pero que haya sido tratada con técnicas de avejentamiento para otorgarle un aire de antigüedad y toda la personalidad que posee un mueble antiguo.  Para acompañar un comedor de estilo clásico es recomendable también agregar, si el espacio lo permite, un mueble amplio con repisas en el cual guardar la porcelana, que puede ser visible si se escogen puertas de cristal labrado o liso, todo dependiendo del gusto del propietario y los consejos del decorador.

Para los ambientes laborales también puede utilizarse el estilo clásico de los muebles clásicos en Lucena (en escritorios sillas, bibliotecas, etc.), con lo que se logrará otorgar al despacho u oficina de un aire de sobria elegancia, prestigio y seguridad, pues la primera impresión cuenta mucho, sobre todo en el mundo de los negocios, en el que los posibles inversionistas van a estar siempre muy pendientes del más mínimo detalle para saber si vale la pena confiar o no en el posible futuro socio o empleado antes de desembolsar grandes sumas de dinero.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RuizOrc